top of page

¿VAS A RENTAR? HAZLE ESTAS PREGUNTAS AL DUEÑO


El camino hacia la renta es largo, repleto de dudas. De ahí que sea importante asegurar ciertos aspectos. En primer lugar, cerciórate de que las condiciones de tu nueva vivienda cumplan con las expectativas que buscas en un hogar. Para ello, lo mejor es preguntarle al dueño todos los interrogantes que tengas. Recuerda que los acuerdos que hagas con el propietario formarán parte del convenio. Antes de firmar deberás asegurarte que todo quede claro.


Para evitar llevar una tormentosa relación con tu casero, te regalamos algunas preguntas que debes hacerle antes de rentar.


¿Qué incluye la renta?

Es posible que en algunos casos, el dueño de la propiedad incluya gastos como el mantenimiento y los suministros en la mensualidad. Debes conocer cuáles son los beneficios que incluyen tus mensualidades al alquilar. Sino, ve considerando tu guardadito para luz, agua e Internet.


¿La renta es fija o aumentará?

Este dato es importante, por si buscas rentar por un período mayor a un año. En México, los contratos estándar de arrendamiento tienen duración de un año; y si el inquilino quiere seguir rentando deberá renovarse el contrato. Por esto, deberás asegurarte si después del primer año, el propietario te respetará el precio inicial o te aumentará del 4 al 5% el costo mensual de la renta; en función de la inflación anual. Recuerda que algunos propietarios aumentan la renta, teniendo como base el valor en el mercado inmobiliario.


¿Están dados de alta todos los servicios?

Una de las preguntas básicas que debes hacerle al dueño es si los suministros se encuentran dados de alta. De no ser así -ya sea porque es nueva la vivienda o fueron cancelados- debes considerar que activarlos e instalarlos puede generar gasto y tiempo extra. En caso de no tener luz, por ejemplo solicítale los recibos para comprobar que los pagos se encuentran al corriente.


¿Quién se encarga de las reparaciones?

Al igual que los suministros, debes preguntarle al propietario si las reparaciones corren a cuenta de él o tuya. Para que no gastes en reparar daños que estaban antes de mudarte, revisa el inmueble a detalle junto con el dueño y repórtale cualquier desperfecto que notes.


¿Cómo son los vecinos?

Recuerda que no vivirás como un ermitaño solo en la montaña, tendrás vecinos – vivas en una casa, condominio o edificio – y deberás convivir con ellos. Por esto, te recomendamos preguntar al propietario si hay vecinos conflictivos -para estar prevenido-, cómo es el ambiente en la comunidad y si existe algún comité vecinal para que participes en la vida de tu condominio o colonia.


¿Viene amueblado?

En ocasiones, algunos arrendadores alquilan su casa o departamento con muebles. Si rentas amueblado, haz un inventario de los muebles que incluye la renta, su estado y, de ser posible fotografíalos. Esto te servirá como respaldo y, si cuidas la propiedad, te ayudará a recuperar tu depósito de renta.


Si te vas, ¿en cuánto tiempo te regresan el depósito?

Si se termina tu contrato y no decides renovarlo, puedes preguntarle al dueño cuanto tiempo después te regresará el depósito en garantía. Recuerda que, para que puedas recuperar el depósito de renta íntegramente deberás entregar la casa sin daños.


¿Puedo hacer cambios?

Algunos dueños no permiten hacerle cambios a la propiedad; y esto puede incomodarte en la forma o estilo de vida que te gusta tener. Asegúrate de aclarar con el dueño si te permite cambiar los colores en la pared, colgar cuadros o hacer cualquier cambio que tengas pensado realizar.


¿Se permiten mascotas?

Todos amamos a los peluditos, pero existen lugares donde las normativas no permiten tener mascotas. Si tienes animalitos y te vas a mudar, debes pensar en ellos. Pregunta si el condominio admite animales de compañía y si es así, cuáles son las reglas de comportamiento vecinal establecidas.


Comments


bottom of page