top of page

JORNALEROS DE SONORA SUFREN PRECARIEDAD LABORAL




Hermosillo, Sonora.-

 

No cuentan con condiciones dignas de trabajo, prestaciones, horarios, ni servicio médico.

 

Hundir las manos en la tierra para sacar papa, zanahorias o cualquier otro producto del campo representa un gran esfuerzo; cortar la uva y la naranja que se producen también en los campos bajo el sol, lluvia o frío es parte de la vida de las mujeres y hombres que trabajan como jornaleros.

 

Unas de las actividades más demandantes en el estado de Sonora son las del campo, actividades que son sostenidas gracias a las manos de miles de mujeres y hombres que ponen en riesgo sus vidas por una labor que es poco remunerada.

 

Este trabajo, del cual dependen más de 46 mil jornaleros tan sólo en Hermosillo, tiene muchas desventajas, entre ellas lo económico, alimentario, social y sobre todo, seguridad.

 

Un trabajo poco reconocido

Agustín Urías, jornalero del Valle de Guaymas y Empalme, comentó a e Media que pese a que sus labores en el campo son indispensables para el sector, son los menos beneficiados, pues no cuentan con las condiciones dignas de trabajo, ni prestaciones, horarios o simplemente servicio de Seguro Social.

 

Explicó que, alrededor de 90 % de las y los jornaleros que trabajan en los campos del estado, sólo cuentan con un sueldo y no tienen ningún tipo de prestación o garantía que los beneficie tanto a ellos como a sus familias.

 

"En sí el jornalero, el 90 % del que produce el campo, no contamos con seguridad social, el 90 y tantos por ciento del jornalero, el que hace que ese producto llegue a su mesa, no cuenta con servicios médicos de ningún tipo, lo único ahorita que ya tenemos es este servicio de similares, es la única ventaja que tenemos nosotros y tenemos que pagar diariamente", declaró.

 

Los jornaleros durante años han hecho eco sobre las exigencias que ellos como trabajadores necesitan, como lo es el derecho de antigüedad, prestaciones, aguinaldos, prima vacacional, utilidades, vacaciones, seguridad social y sobre todo seguridad para que puedan laborar tranquilos y el trayecto de su casa a su trabajo no sea un volado entre la vida y la muerte.

 

Sobre su salario

Agustín compartió que el trabajo de campo es duro y no muy adquisitivo, pues el pago por día ronda entre los 200 y 400 pesos pero este salario depende de las horas que se trabaje y el tipo de cosecha.

 

Explicó que si un jornalero quiere ganar 400 pesos al día debe de trabajar entre 10 y 12 horas diarias para poder llevar un poco más de dinero a su familia, y entre menos se trabaje, menos es el pago en los campos agrícolas.

 

"El jornalero ahorita ya con todos los derechos habidos y por haber, prestaciones y todo, que no tiene ninguna, gana un promedio de 200 a 400 pesos, según la actividad que ande haciendo. Es muy poco porque tendría que llevar todos los beneficios que pudiera tener un maquilero y en los jornaleros para tener 400 pesos se lleva trabajando sus 10-12 horas diarias", aseguró Agustín Urías.

 

Es necesario mejorar las condiciones de trabajo

El investigador del Colegio de Sonora, José Eduardo Calvario, explicó que se deben de trabajar en políticas públicas para que las y los trabajadores del campo, en este caso los jornaleros, puedan tener mejores condiciones laborales.

 

"Se deben mejorar las localidades donde radican, en la Y Griega de Caborca, en la 12 o Poblado Miguel Alemán, porque sufren de distintos rezagos sociales, como es pavimento, drenaje, agua potable, electricidad, servicios públicos en general", explicó.

 

Precisó que se deben de realizar monitoreos a las condiciones laborales, asimismo, la Secretaría del Transporte debe de vigilar las condiciones de los vehículos en donde se trasladan los jornaleros y las autoridades del IMSS, replantear la relación con los organismos patronales y empresariales para mejorar las condiciones de las y los jornaleros en el estado.

コメント


bottom of page