top of page

¡CUIDADO!, ESTAS ESTAFAS SON LAS QUE SE UTILIZAN PARA CLONAR TU TARJETA DE CRÉDITO




Los ciberdelincuentes trabajan día y noche para desarrollar nuevas estafas y engaños. Todo suele comenzar con un mensaje en el que los criminales, normalmente haciéndose pasar por una empresa conocida, intentan engañar al internauta para que sin darse cuenta comparta sus claves de acceso a la banca online.

 

Actualmente los delincuentes suplantan directamente a la entidad bancaria de turno y mandan alertas de movimientos sospechosos en la cuenta o sobre bloqueos por razones de seguridad. El objetivo es conseguir preocupar al internauta para que comparta todos los datos sin pensarlo dos veces y así poder robarle el dinero.

 

Estafas más comunes

De acuerdo a las autoridades existen dos nuevos métodos que están ganando fama y se están expandiendo entre los ciberdelincuentes: el ´skimming´ y el ´shoulder surfing´.

El primero de ellos hace referencia al robo de la información que figura en las tarjetas de crédito o débito, para clonarla o reproducirla posteriormente y realizar un uso fraudulento de la misma.

 

Para ello, se utiliza un aparato tecnológico que recibe el nombre de "skimmer", y cuyo tamaño es tan pequeño que cabe perfectamente en el bolsillo del pantalón, se encarga de leer la banda magnética de la tarjeta con la que se ha hecho la compra, y recopilar la información más importante (nombre y apellidos del titular, número, fecha de expiración y número de seguridad o CVV). Para ello, se coloca en la ranura del lector, y al ser tan pequeño, no llama la atención.

 

Datos personales

También pueden recurrir a métodos muchos menos técnicos, como ´shoulder surfing, una técnica que consiste en robar datos personales observando a la víctima en su uso diario de dispositivos electrónicos, tales como cajeros automáticos, terminales de pago en comercios, portátiles o smartphones, es decir, mirando literalmente por encima del hombro.

 

Si quieres evitar ser víctima de este tipo de estafas, todos los expertos en ciberseguridad recomiendan que el usuario sea prudente con sus claves y no las comparta alegremente por internet.

 

En caso de recibir un mensaje sospechoso, lo mejor es entrar en contacto con la entidad o la empresa de turno para poder salir de dudas acerca de su veracidad.

 

Comentarios


bottom of page