¿CUÁLES DEUDAS NO APARECEN EN MI HISTORIAL DEL BURÓ DE CRÉDITO?

Aunque muchas personas se preocupan por no figurar en el Buró de Crédito con una mala calificación que les impida el acceso a nuevos productos financieros cuando los necesiten, también hay que tener presente que no todos los adeudos se reportan a la Sociedad de Información Crediticia (SIC) que es el Buró al no estar asociada la respectiva institución para pasarle esa información, sin mencionar todas las empresas que no se hallan reguladas.


Los préstamos en tu trabajo. Los créditos que se ofrecen al interior de la compañía donde laboras son algo frecuente cuando el empleo cuenta con una caja de ahorro, por lo que ofrecen la facilidad de prestarte dinero con un interés que lo compense, pero tu empleador no reportará esas operaciones al Buró de Crédito salvo que cuente con un convenio de por medio.


Casas de empeño. Estas empresas suelen estar reguladas por distintas instancias públicas, pero no tienen que rendir cuentas sobre tu comportamiento como deudor, porque al dejar de pagar simplemente pierdes el artículo que has dejado en prenda, como quedó estipulado en el contrato inicial.


Préstamo exprés. Una gran cantidad de prestamistas en la categoría exprés consiste en pequeñas entidades que no son vigiladas por las autoridades pese a constituirse como personas morales, y menos aún están obligadas a reportar los datos al Buró de Crédito, aunque lo normal es que tomar uno de estos sale muy caro, pero las facilidades para que lo otorguen resulte ser el gancho para contratarlo.