“CABAÑUELAS” GUÍA TRADICIONAL PARA PRONOSTICAR EL CLIMA




El año 2021 ya terminó, pero no así las tradiciones y costumbres que se practican para despedir el Año Viejo y recibir el Año Nuevo. Una de ellas, que poco tiene que ver con las festividades navideñas, pero que coincide con la temporada, es la de vaticinar el clima que se presentará durante el año que apenas comienza, con las llamadas “Cabañuelas”.


Este término, quizá poco conocido por las nuevas generaciones, pero acuñado con frecuencia por los bisabuelos, abuelos y padres de familia, se realiza predominantemente en México y gran parte de Sudamérica.


Consiste en observar las condiciones del clima que se presentan durante los primeros 24 días del mes de enero los primeros días del presente mes, que corresponderán a cada uno de los meses. Es decir, el 01 de enero, es para el mismo mes; el 02 de enero, es para el mes de febrero; el 03 de enero, corresponde a marzo; el 04 de enero, al mes de abril; el 05 de enero, al mes de mayo; el 06 de enero, al mes de junio; el 07 de enero, al mes de julio; el 08 del mes, a agosto; el 09 de enero, a septiembre; el día 10, a octubre; el día 11, a noviembre; y el día 12, a diciembre.


Esta usanza goza de tal arraigo en las zonas rurales del país, que hasta la fecha muchos agricultores se guían por este método para preparar sus tierras y realizar sus siembras, pues confían en que de esta forma, podrán evitar malos temporales que pongan en riesgo su trabajo, como las heladas. Elaboran bitácoras en las que registran particularidades del viento, del sol, la temperatura y el cielo.


Se cree que esta costumbre tiene su origen en la civilización maya, de donde los aztecas adoptaron la práctica, ya que sus calendarios constaban de 18 meses, con 20 días cada uno; por lo que los 18 primeros días servían para advertir las condiciones de cada uno de los meses, y con los dos días restantes, estudiaban otros fenómenos.


Sin embargo, es importante destacar que las “Cabañuelas”, son un método de pronóstico, no de predicción; pues la predicción se usa para aquellos fenómenos naturales con certidumbre de ocurrencia, como un eclipse; mientras que el pronóstico, se establece para aquellos que no tienes esa certeza, como las lluvias, los frentes fríos y las olas de calor, entre otros.


A las variantes naturales que pudieran alterar dichos pronósticos, se suman las complicaciones derivadas del cambio climático, que ha alterado las condiciones de los temporales en todo el mundo.


ESTRENA UN AUTO, UN PICK UP O UNA SUV FAMILIAR FORD (HASTA PARA 7 PASAJEROS) EN ESTE 2021, VISÍTALOS O LLÁMALOS SIN COMPROMISO Y HAZ UNA PRUEBA DE MANEJO….


AGENCIA EN CALLE 10 AVENIDA 6 O LLAMA AL CELULAR 63310-6-00-66