CÓMO LIMPIAR TU BURÓ DE CRÉDITO EN SÓLO 7 PASOS Y SALIR DE DEUDAS



En algún punto al comienzo de su vida financiera, las personas suelen escuchar con temor sobre el Buró de Crédito, como si se tratara de un asunto delicado, problemático o negativo en general. Por eso al adquirir su primera tarjeta de crédito de una institución bancaria hay quienes se comportan con mucha cautela y recelo para cuidar sus finanzas personales.


Si, por otro lado, no te informas sobre el tema o lo evitas y te limitas a seguir pagando tus préstamos cuando llegas a pedirlos puede que no detectes cuando sea necesario hacer mejoras en nuestro manejo del crédito, no sólo para no tener deudas, sino para aprovechar al máximo los productos financieros a tu favor.


Así que, si te viene bien darle una revisada a esos registros que son el Buró de Crédito para darle una limpiada y disfrutar de los beneficios de tenerlo bajo control incluso si no tienes más dinero para pagar tus créditos, sigue estos consejos:


1. Haz tu presupuesto. Lo primero es poner los pies en el suelo y saber cómo se encuentra tu salud crediticia. Para saber cómo vas con tus créditos, pero también con el resto de tus finanzas. Calculando el ingreso que tienes, los gastos indispensables del día a día, tus pagos y así conocer tu capacidad de pago y puedas establecer una estrategia para terminar con deudas en caso de haberlas.


2. Aléjate de las tarjetas bancarias. En segundo lugar, es retomar las riendas de los financiamientos que tienes y no seguir acumulando más, por lo que dejar guardados tus plásticos bancarios ayudará a contener las cuentas.


3. Ponte al corriente con tus pagos. Con el presupuesto aclarado y tu capacidad de pago detectada, puedes comenzar a pagar en serio ese crédito que te quita el sueño con todo el dinero que tengas disponible pero que no te afecte en otros aspectos de tu vida –salvo, acaso, algunas comodidades prescindibles mientras lo solucionas-.


Si el adeudo sigue por encima de tus posibilidades de liquidarlo, puedes acercarte al banco o financiera y negociar con ellos un nuevo plan de pagos para que la deuda no siga creciendo y se ajuste a tus capacidades para que ya no te atrases.


4. Pide una consolidación de deuda. En este punto estás haciéndote cargo de todos los créditos que pesaban sobre tus hombros, que, si se hallan distribuidos entre varios bancos, tienes la opción de pedir la consolidación de deudas y tramitar un crédito único que sea exclusivamente para pagar todas las deudas con una institución de crédito. El beneficio de esta operación es que, en lugar de estar pensando en cada una de las cuentas, abonas un solo pago con intereses fijos para todas.


5. Negocia una quita. Si las cosas se mantienen sin cambios y la financiera no acepta una reestructuración del crédito, se puede ofrecer personalmente –o a través de una reparadora de crédito- una quita. Esta figura representa un instrumento para que se te condonen las deudas y recuperes liquidez, pero esto dejará una marca en el Buró de Crédito que dura 6 años en desaparecer.


6. Sé totalero. Es decir, paga cada mes la totalidad del saldo de la tarjeta y nunca el mínimo. Cuando haces eso se te van acumulando intereses y va dejando rastros en el historial de crediticio del Buró de Crédito.


7. Mantente al día con tu historial, que para consultarlo basta solicitar por internet tu Reporte de Crédito Especial, al cual tienes derecho de dos revisiones al año. Así podrás detectar movimientos raros que delaten un robo de identidad y actuar rápido para solucionarlo.


ESTRENA UN AUTO, UN PICK UP O UNA SUV FAMILIAR FORD (HASTA PARA 7 PASAJEROS) EN ESTE 2021, VISÍTALOS O LLÁMALOS SIN COMPROMISO Y HAZ UNA PRUEBA DE MANEJO….


AGENCIA EN CALLE 10 AVENIDA 6 O LLAMA AL CELULAR 63310-6-00-66