CÓMO CANCELAR MI CRÉDITO INFONAVIT SI YA NI PUEDO O NO QUIERO PAGARLO.


Lo primero que puedes hacer es vender el inmueble para que con el dinero que obtengas, puedas pagar la deuda. Incluso el Infonavit recomienda esta opción ya que incluso podría haber “una cierta cantidad de ganancia”.


La segunda opción es realizar una dación en pago, que consiste en entregarle al Infonavit la propiedad para liquidar la deuda, en caso de elegir esta opción, debes saber que no se realizará ninguna bonificación económica y se creará un registro de mal historial crediticio para el usuario.


De igual manera se puede traspasar la vivienda en caso de que ya no se pueda seguir pagando o simplemente si te mudas de ciudad y ya no ocuparás la vivienda. Debes saber que no hay sanciones ni penalizaciones por cancelar un crédito con el Infonavit, pero hay ciertas cosas que no podrás recuperar, las cuales son:


- No te reembolsarán las mensualidades que se hayan realizado al crédito.

- Se perderá el saldo de la subcuenta de la vivienda.

- Las aportaciones patronales que durante el crédito se fueron aplicando.

- El dinero que hayas invertido en remodelaciones, construcción, ampliaciones, manteniendo o algún gasto extra que se haya efectuado hacia la vivienda.

- Los pagos de consumo que se hayan ejecutado a la vivienda como de agua, luz, teléfono, cable, internet, etc.

- Sin mencionar el dinero y tiempo que perderás al realizar este trámite.

- Una vez solicitada la dación de pago, ya no podrás volver a solicitar un crédito con Infonavit, al menos que este diga lo contrario.


Los requisitos para cancelar un crédito son:


- El estado de cuenta del crédito.

- El aviso de suspensión de descuentos del Infonavit; este se debe presentar ante el patrón para que deje de hacer los pagos mensuales.


En caso de que sea por dación, se deben presentar estos documentos, además de los mencionados:


- Solicitud de dación en pago.

- Escrituras de la vivienda.

- Certificado de liberación del gravamen.

- Acta de nacimiento.

- En su caso, acta de matrimonio.

- Identificación oficial.

- Recibos de gastos y servicios del domicilio (agua, luz, teléfono, predial, etc.).

- Comprobantes de pagos de mantenimiento.


FUENTE: MI BOLSILLO