top of page

AGENTES DE TEXAS EMPUJAN A NIÑOS MIGRANTES DE VUELTA AL RÍO BRAVO


El representante demócrata Joaquín Castro calificó estas acciones como una "política absolutamente monstruosa e inhumana".


El reporte publicado por el diario Houston Chronicle, que revela supuestas acciones de agentes de Texas empujando a niños pequeños y bebés lactantes de vuelta al Río Bravo (conocido como Río Grande en Estados Unidos), ha desatado una ola de indignación en todo el país.


El representante demócrata Joaquín Castro expresó en Twitter su consternación ante lo que denominó una "política absolutamente monstruosa e inhumana". Según el reporte, a las tropas del gobernador de Texas, Greg Abbott, se les habría ordenado empujar a los niños de regreso al río, exponiéndolos a situaciones peligrosas de ahogamiento.


El exrepresentante demócrata Beto O'Rourke fue aún más enérgico en sus declaraciones, calificando a Abbott como un "matón", un "asesino" y un "demonio", acusándolo de jugar a la guerra contra madres y niños indefensos, mientras que vidas inocentes están en peligro.


El representante demócrata Raúl M. Grijalva también condenó severamente estas supuestas acciones, describiéndolas como "inconcebibles", "inhumanas" y "cruelas", y calificando de "monstruo" a aquellos que implementen tales políticas.


"Actitud despiadada"

El senador Roland Gutiérrez manifestó su preocupación por la situación y tuiteó sobre la crueldad detrás de estas acciones, afirmando que no se trata de seguridad, sino de una actitud despiadada hacia los niños indefensos.


La exprimera dama y excandidata presidencial, Hillary Clinton, también reaccionó ante las acusaciones, expresando su consternación y asombro ante la orden de empujar a los niños hacia el río.


El Houston Chronicle citó un correo supuestamente enviado por un policía del Departamento de Seguridad Pública (DPS) que revelaba que los agentes enviados por Abbott para enfrentar el tema migratorio recibieron órdenes de empujar a los niños de vuelta al río sin proporcionarles agua, incluso en condiciones climáticas extremas.


Hasta el momento, el gobernador Abbott no ha respondido públicamente a las acusaciones vertidas en el reporte


Kommentarer


bottom of page