Rodolfo Fierro: el revolucionado llamado “El Carnicero de Pancho Villa”

General Rodolfo-Fierro (izquierda) y Francisco-Villa (derecha).


Cuando hablamos del general Francisco Villa y su famosa División del Norte, no podemos dejar de pensar en uno de sus lugartenientes más famosos, como lo fue el general Rodolfo Fierro, famoso no por ser un estratega militar, Fierro era famoso pero por su crueldad, espíritu sanguinario, demente y por su lealtad a Villa.

Rodolfo Fierro nació en el pueblo de Charay, en el estado de Sinaloa, de madre indígena y padre mestizo, fue abandonado a los pocos días de haber nacido y adoptado por Gumersindo y Venancia Fierro, patrones de su madre.

Este hecho le hizo tener una vida mejor de la que le hubiera esperado en el seno de su familia consanguínea. Su infancia transcurrió sin carencias, ni económicas ni sentimentales. Más tarde, ya joven, se fue en busca de fortuna y después de algún tiempo terminó por trabajar en el ferrocarril, hasta 1913 cuando se unió a las filas de Francisco Villa para pelear en la Revolución.

Su coraje y su habilidad innata para la batalla pronto lo llevó a convertirse en lugarteniente de Villa, éste alguna vez dijo de Rodolfo Fierro lo siguiente: «Nunca mira los peligros para él, porque su valor no los conoce».

En cada batalla Fierro se situaba en el espacio de mayor peligro; encaraba a la muerte sin miedo alguno, su decisión en momentos clave logró proezas con las que, quizá, sin ellas, la gesta revolucionaria habría durado mucho más tiempo.

Como aquel 20 de Noviembre de 1913 en que recibió la orden de Villa de detener a las fuerzas orozquistas y huertistas que avanzaban rumbo a la plaza fuerte de Ciudad Juárez, con la intención de recuperarla de las manos de Villa y sus hombres, quienes apenas cinco días antes la habían tomado.

Fierro tomó un ferrocarril y enganchó varios carros a él; estando ya cerca, el enemigo se dio cuenta y comenzaron la ofensiva pensando que se trataba de un ataque formal de Villa y su División del Norte. Fierro detuvo el ferrocarril y prendiéndole fuego a los carros lo puso nuevamente en marcha a toda velocidad. El ferrocarril atravesó la distancia que lo separaba del enemigo en unos instantes, estrellándose contra los convoys del ejército enemigo, provocando un desastre entre sus filas.

Tres días después se llevó a cabo la batalla de Tierra Blanca, cuya victoria fue para Villa y sus dorados. Trecientos prisioneros de las huestes de Orozco, doscientos de Huerta y un sinfín de muertos fue el resultado de la batalla. A los trecientos solados orozquistas los mando fusilar, tarea que se encomendó a Rodolfo Fierro.

El modo en que llevó a cabo la orden demostró la sangre fría y la imaginación retorcida de Fierro. Disponiendo de tres pistolas, un ayudante que las cargara y otros hombres que se encargarían de sacar a los prisioneros, dio la orden de hacer salir a los cautivos  para que intentaran huir.

Una vez fuera los desdichados prisioneros,  Fierro, haciendo uso de una excepcional puntería, se dedicó a cazarlos uno por uno. Al final del día el paisaje se llenaba de cadáveres y la tierra se teñía de rojo mientras Fierro dormía plácidamente.

Sucesos como éste le hicieron ganar el mote de “el carnicero”. Temido y respetado lo mismo por enemigos que por amigos.

Estos dos hechos son tan sólo una parte de la historia de Rodolfo Fierro y demuestran la dualidad casi imposible de su personalidad a la vez que le confieren un papel peculiar durante los convulsos años de la Revolución.

Audaz, valiente y leal, pero al mismo tiempo demente, cruel y sanguinario, retó a la muerte en decenas de ocasiones y en todas ellas salió con vida, herido pero no acabado. Por una ironía del destino su muerte no fue en batalla sino ahogado en las fangosas aguas de una laguna que por capricho se empeñó en vadear.

Así murió Rodolfo Fierro, personaje ambiguo cuyas manos ensangrentadas contribuyeron a forjar la nueva patria

FOTO : General Rodolfo-Fierro.

ESTRENA UN AUTO, UN PICK UP O UNA SUV FAMILIAR FORD (HASTA PARA 7 PASAJEROS) EN ESTE FIN DE AÑO,
VISÍTANOS O LLÁMALOS SIN COMPROMISO Y HAZ UNA PRUEBA DE MANEJO….

AGENCIA EN CALLE 10 AVENIDA 6 O LLAMA AL CELULAR 63310-6-00-66.

Buscador de La Bartolina

Publicidad

corrales12082015 msuarez07082015b

La Bartolina en Facebook