Caso de bullying y presunta violación sexual en la Secundaria Técnica #9 de Cananea, fue tratado con irresponsabilidad

stop bullyng


CANANEA, SONORA. El caso de Bullying y presunta agresión sexual de la Escuela Secundaria Técnica #9 sin duda fue tratado de manera muy irresponsable, ya que sólo hicieron un escándalo en redes provocando la furia de la ciudadanía cananense. 

oomapas17042018

Si bien es indignante lo sucedido, donde un joven al no poder contra sus acosadores sexuales (y la presunta violación sexual) intenta suicidarse aventándose a un carro (otras versiones señalan que fue atropellado al intentar huir corriendo) también es intrigante saber como los maestros no se percataron, o como nadie de sus compañeros realizó la denuncia u observación correspondiente, y lo mas grave como los padres no intuyeron lo sucedido.

Cada vez son más comunes los casos de bullying en nuestros centros educativos, y es que nuestra sociedad está cambiando y se está volcando hacia caminos más agresivos y menos solidarios.

Esta situación es bastante preocupante y más cuando se trata de niños/as que están empezando a crecer y que formarán la sociedad de mañana por lo que tanto desde el hogar de estos niños/as como desde el aula se deben buscar caminos alternativos y más acordes con los principales valores de nuestra sociedad: Respeto, tolerancia e igualdad.

Es muy común leer en la prensa diferentes casos de bullying y estos casos no sólo se están dando entre adolescentes, sino que cada vez las edades en las que se producen estas prácticas son menores; por ello se deben desarrollar metodologías que impliquen los valores señalados desde la Educación Primaria intentando detectar estos casos e influenciando sobre los alumnos/as de manera positiva.

El concepto de “bullying” proviene de la palabra inglesa “bull” que significa embestir, aunque también ha sido traducido como matón. Se trata de una adaptación del concepto de acoso moral en el trabajo al acoso moral en el ámbito escolar; ambas formas de comportamiento tienen mucho en común, dado que las dos son manifestaciones de violencia psicológica a través del acoso grupal, lo que las diferencia es el ámbito donde tiene lugar, unos en el trabajo y otros en la escuela.

Lo más importante no es la acción en sí misma, sino los efectos que produce entre sus víctimas. Nadie debe subestimar el miedo que un niño, niña o adolescente intimidado puede llegar a sentir.

Por tanto, estas situaciones de acoso, intimidación o victimización son aquellas en las que un alumno o alumna está expuesto, de forma repetida y durante un tiempo, a acciones negativas que lleva a cabo otros compañeros.

Por acciones negativas entendemos tanto las cometidas verbalmente o mediante contacto físico, como las psicológicas de exclusión.

El tipo más común de víctimas presentan normalmente algunas de las siguientes características:

-Son prudentes, sensibles, callados, apartados y tímidos.

-Son inquietos, inseguros, tristes y tienen baja autoestima.

-Son depresivos y se embarcan en ideas suicidas mucho más a menudo que sus compañeros/as.

-A menudo no tienen ni un solo buen amigo y se relacionan mejor con los adultos que con sus compañeros/as.

-En el caso de los chicos, a menudo, son más débiles que sus compañeros/as.

Estas características hacen que sean un blanco fácil para los acosadores que se aprovechan de sus debilidades para llevar a cabo su acoso.

Los acosadores por su parte tienden a mostrar algunas de estas características:

-Fuerte necesidad de dominar y someter a otros compañeros/as y salirse siempre con la suya.

-Son impulsitos y de enfado fácil.

-No muestran ninguna solidaridad con los compañeros/as victimizados.

-A menudo son desafiantes y agresivos hacia los adultos, padres y profesorado incluidos.

-Suelen estar involucrados en actividades antisociales y delictivas como vandalismo, delincuencia y drogadicción.

-En el caso de los chicos son a menudo más fuertes que los de su edad y, en particular, que sus víctimas.

-No suelen tener problemas con su autoestima.

He de señalar que cuando el acosador se encuentra en grupo se crece y suele aumentar su violencia contra el acosado.

Todo esto debe ser observado desde la escuela para captar con rapidez un caso de esta índole que tanto suelen marcar a los que lo padecen.

Sin duda lo llevado a cabo en Cananea ha causado gran indignación a la ciudadanía, pero tampoco se puede ir y estigmatizar a los acosadores, ya que se estaría cayendo en el mismo juego.

Debemos de entender que los acosadores son menores de edad y que bien las leyes no le alcanzan para un castigo mas severo, pero la propia institución tiene sus reglamentos internos y debe de ser aplicado. 

Ademas esto podría ser el origen de alguna iniciativa de ley que deberían de proponer al Diputado Charlie Navarrete quien con gusto trabajaría en el caso. 

Por otro lado acudir a la SEP y exigirle que garantice el bienestar físico, moral y psicológico de cada estudiante de Cananea. 

Serian algunas medidas eficientes que podrían tomarse en cuenta, y marcar una diferencia. Mas no el querer hacer justicia por su propia mano. 

Buscador de La Bartolina

Publicidad

homero07082018 oto17042019b tolano03042019L palapa sheveshop06022019 peralta06032019 tatos1402017 corrales12082015 msuarez07082015b

La Bartolina en Facebook